sábado, 1 de septiembre de 2007

COMO SER MUY RICO SIENDO MUY POBRE/ Claudio Nazoa



Para quienes creen

que todo está perdido

I

El Kino

A menudo la gente confunde el significado de la palabra riqueza con poseer mucho dinero. Es cierto que cuando alguien tiene mucho dinero y bienes materiales, se le puede considerar millonario, pero no necesariamente rico. Rico es aquél hombre o mujer feliz que posee todo pero que a la vez tiene la conciencia de saber lo etéreo y efímero que es ser dueño de cosas materiales o humanas en esta vida.

Todo ser humano, por el solo hecho de haber nacido, ya es inmensamente rico, es como si de un plumazo se sacara el Kino acumulado, cualquier cosa que se posea además de la vida, es ñapa. Lo principal, que es la vida misma, lo es todo.

II

Lo material

Existen personas que creen que hacer dinero es malo, por supuesto que no estamos hablando del dinero mal habido, quien haya obtenido una fortuna de esa manera, es el más pobre y miserable de los hombres.

Lo ideal sería que todo el mundo fuera millonario y nadie conociera nunca la pobreza material.

El comunismo utópico, habla de una sociedad donde todos producían para todos, donde los obreros eran felices millonarios y los millonarios obreros felices. Era un sitio paradisíaco donde la gente vivía en casas propias, comían en abundancia, eran dueños de tierras y fábricas, todos eran jefes y obreros a la vez. Eso nunca se dio, sino que por el contrario, en los países donde intentaron semejante utopía, sucedió justamente al revés.

Así como existe “el capitalismo salvaje”, también existe “el comunismo salvaje”, son dos formas extremas de ver la vida en donde el hombre es sólo una pieza que no debería pensar sino producir.

III
La inteligencia y la locura

El otro día tuve la suerte de conversar con el doctor Luis Alberto Machado, confieso que alguna vez pertenecí al grupo de aquellos que no lo comprendieron y lo tildaron de loco. Pero escuchándolo ahora, comprobé que mis sospechas eran ciertas. El doctor Machado

está loco y justamente por eso es que deberíamos prestarle atención. Porque en éste desquiciado mundo al revés, nos parece normal que las personas estudien para hacer la guerra, que inventen armas, que existan dictadores que opriman a su pueblo durante décadas, hay quienes justifican esas acciones e inclusive adoran dictaduras ajenas, en cambio, consideramos que alguien que lucha porque nos volvamos inteligentes, es un demente

De pronto, en este extraño planeta, es precisamente el loco el único que tiene la razón al decirnos: “Hey amigos, vamos a tratar de ser inteligentes, que es la única forma de llegar a ser ricos y millonarios, aunque no tengamos dinero”.

IV

FIN Y PRINCIPIO

Enseñemos a nuestros hijos a usar el cerebro y finalicemos esta era de absurda pobreza y falsa lucidez.

Desoigamos por un momento a los sensatos que nos han llevado la ruina, a la miseria, al atraso y a la guerra, hagamos caso a los locos cuerdos, que por ser inteligentes, son libres y felices, esa es la mayor riqueza que el ser humano puede tener.

1 comentario:

Jose Rafael dijo...

Hermoso texto, definitivamente hemos pasado mucho tiempo en los extremos, sin darnos cuenta que la vida esta en el centro de un tambor.


Click aquí