jueves, 6 de marzo de 2008

CHINITAS Y CHINITOS CODIFICANDO BARRAS Alberto Rodríguez Barrera ( el Chino)


(SALIENDO DEL COMUNISMO Y ABRAZANDO EL CAPITALISMO)

La nueva generación de mujeres chinas comparten los mismos sueños de muchas de sus hermanas occidentales: encontrar trabajo y llegar a conocer a un tipo de pinga. Es lo que están experimentando más de 200 millones de mujeres menos de 30 años en la China de hoy: un estilo de vida que fue inimaginable e imposible para sus madres, que crecieron en la China de Mao y que iniciaron sus familias cuando Deng Xiaoping lanzó la política de un solo hijo en 1979.

Bao Bao Wang, diseñadora de joyas,es un ejemplo: se viste con pantalones de cuero ajustados y camisa desabrochada para dejar el sostén.Su madre la apoya porque su hija representa la juventud que ella no tuvo. "Las muchachas chinas no son tan conservadoras como se cree", dice Bao Bao, quien compra artículos de lujo, boncha en clubes privados y, por supuesto, buscando conocer al tipo de pinga.

De acuerdo a un estudio de la Credit Suisse, el ingreso de los jóvenes de entre 20 y 29 años creció en 34%; utilizan tarjetas de crédito (algo imposible para las generaciones previas); y combinan el boom capitalista dentro del sistema comunista.

Bao Bao, hablando del anillo en su dedo, con un diminuto diamante incrustado a una mariposa de oro que descansa en lo que parece un bambú, dice: "Es trágico: la efímera mariposita es una muchacha china de la cual se espera que acepte el sólido bambú, algo que jamás podrá cambiar. Cada trozo de mi joyería me representa a mi misma y a una generación de mujeres chinas que son frágiles, pero muy audaces y algo locas… Yo quiero ser una marca, tanto de aquí como de Europa. China ha asumido el Sueño Americano: si trabajas por lo que quieres y si eres lo suficientemente listo, lo lograrás."

Claro que no todas las jóvenes adultas tienen las "guany¡" (conexiones) para rivalizar con Bao Bao. Su padre es un ministro del gobierno. Y en el caso de Wendi Ye, una diseñadora de trajes, su abuelo paterno, Ye Jianying, fue uno de los principales oficiales de Mao, luego considerado héroe después de arrestar a la notoria Banda de los Cuatro.

Wendi
está comprometida con un banquero americano: en su próxima boda no vestirá un
uniforme Mao; fue la primera de su grupo en lució un bronceado, y uñas acrílicas: compra ropa en Los Angeles, lleva un reloj Chanel J12 con un diamante negro: tiene su propia marca, Studio Regal, que creó hace 4 años después de graduarse en la escuela de modas St. Martins de Londres. Y dice: "Aquí el servilismo se acabó."

Entre las marcas de lujo presentes en China están: Fendi, Valentino y Chanel; fashionistas como Loro Piana y Bottega Veneta; Louis Vuitton lleva 10 años en China; Quintessentially (escuela de modales); Fauchon, emporio de comida de lujo francés; Maison Martin Margiela, Vanessa Bruno, Rick Owens

Los jóvenes cuentan con diversos bares, restoranes y clubes privados, como el Lang Club (5.000 metros cuadrado) cuyo dueño, Dan Wan, tendrá listo para las Olimpíadas el primer hotel de diseñador.

Wang, capturado por el boom capitalista-comunista, dice: "Hace uno o dos años, creía que esto jamás sería posible", y sigue hablando sobre un restaurante más grande que inaugurará, y sobre la construcción de un hospital gratuito para quienes han quedado atrás en el impresionante crecimiento de China. "Aquellos que tenemos riqueza, tenemos responsabilidad. Nuestro futuro no puede ser sólo sobre eso. Debe ser sobre combinar riqueza con una vida significativa."



1 comentario:

CHINO dijo...

Te la comiste, Pablillo: vaina tan bien rellena con música, bochinche y demás, tan buena está que hasta los ancianos de las fotos laterales se ven lindos, y ni hablar del joven galán que escribe de las chinitas. DE VERDAD : 100 PUNTOS. Saludos chinos


Click aquí