sábado, 20 de octubre de 2007

DUELO EN LA BARRA/ Gustavo Méndez

Octubre es mes que se asoma a mis recuerdos, casi siempre sin nostalgia. Oficialmente se lo toma como el de la Revolución Soviética (1917); también es el de la asonada aquélla que derribó a Medina (1945). En 1967, también el 18, nos graduamos en la UCV algunos taberneros que ya para entonces lo éramos. Para celebrar esto último, me preparaba para embarrarme con los compañeros, pero …

Inadvertidamente, miré y oí en TV la sesión de la Asamblea Nacional donde se pisaba el acelerador a la discusión de la nueva Constitución. Disertaba alguien que en otras épocas pasaba (¿posaba?) por ser un “HUM” ―neologismo por HUManista y también por HUMorista―. Tomé la imagen justo cuando el exHUM, en nombre de la igualdad, decretaba la MUERTE DEL CLAUSTRO, refiriéndose a la operación gubernamental dirigida a la toma del control de las Universidades autónomas.

Aunque significase la MUERTE DE LA UNIVERSIDAD me gustó la iniciativa porque supuse que la Asamblea la extendería a instituciones donde tampoco la igualdad existe, p.ej. el Ejército, la Iglesia o el Poder Judicial, para nombrar sólo algunas. ¡Cuánta maravilla! Los Generales, los Cardenales (habrá una Iglesia Nacional, como en Inglaterra) y los Magistrados del TSJ, serán designados por los soldados, los feligreses, los abogados y los presos, aparte que ahora tendremos igual plebeyo ropaje, sin esas señoriales distinciones que significan los soles, las charreteras, las togas, los birretes.

Distraídamente, traté de precisar los aplausos al discurso. No los oí cuando el exHUM nombró al primer Rector republicano, JOSÉ MARÍA VARGAS; tampoco cuando mencionó a JESÚS MARÍA BIANCO, por él llamado “El Rector Magnífico”. Se entiende que los diputados no aplaudieran; no están acostumbrados a considerar los méritos civiles y probablemente tampoco sabían quiénes eran esos Rectores. Por la atronadora ovación que recibió el orador cuando mencionó al personaje militar autor de la iniciativa, me percaté que no era que los diputados estuviesen dormidos o distraídos.


¿CARUJO le gana a VARGAS?, dudé por mi cuenta y rememoré el famoso diálogo: ―«Doctor Vargas, el mundo es de los valientes», a lo que Vargas habría respondido ―«Se equivoca. EL MUNDO ES DE LOS HOMBRES JUSTOS». También recordé a otro sublime Rector: Don MIGUEL DE UNAMUNO y lo historia que rememoro: otro militar berreó en una Asamblea Universitaria en Salamanca: ―«Muera la inteligencia», a lo que como se sabe, respondió: ―«Venceréis pero no convenceréis».

La muerte provisional de la Universidad
que me graduó me impidió celebrar la fecha; el duelo superó al regocijo, pero como la barra aguanta todo, me doy el lujo de corregir al gran vasco y os digo: ―“NI VENCERÉIS NI CONVENCERÉIS”. Será porque los jóvenes, los verdaderos estudiantes, me han enseñado que la vida no es derrotable y porque sabemos de siempre quien es el ganador en el enfrentamiento entre el pensamiento y la espada. ¿ALGUIEN RECUERDA AL CARCELERO?

La vida no es derrotable

3 comentarios:

Alejo Urdaneta dijo...

La palabra de Gustavo es de arrechera y tristeza ante la amenaza a la libertad que acecha a nuestra UCV. Y dichas en la barra tienen la sinceridad que expresan sentimientos que no pueden guardarse. Felicito al compañero Gustavo. Alejo Urdaneta.

gizela dijo...

Ni nos convencerán ni nos vencerán
Bien dijo Sartre “ los cobardes son los que se cobijan bajo las normas”
Y “sobreviviremos”a lo que será la parte mas indigna de nuestra historia, a estudiar en el futuro:
La gran fabrica de normas que emergen del odio y la imbecilidad …
Peor combinación…difícil , muy difícil de rivalizar
Gizela

Franklin Ramírez dijo...

La Directiva de la Asamblea y los Presidentes de Comisión deberían ser electos democráticamente en una jornada en la que voten los Guardias Nacionales que los custodian,los guardaespaldas, los centenares de asesores y técnicos, los choferes, los fotógrafos , los locutores y animadores de su canal,las secretarias, los obreros del aseo y el mantenimiento. Igualdad , camaradas, igualdad.....todos formamos parte de la Asamblea y de sus fines sagrados...


Click aquí