sábado, 1 de diciembre de 2007

MIRNA RIOS, DE TAPAS EN CANDELARIA/ Oscar Hernández Bernalette


La ocasión fue perfecta. María Eugenia quería comprarle unos zapatos a Nicole. Dónde sugieres me pregunta, en la Calendaría, respondo. ¿Tu cómo que quieres es una barra y no comprar los zapatos? Las dos cosas se pueden hacer. La Calendaría es eso un gran centro comercial abierto, lleno de tiendas , historias, restaurantes, barras y sueños incumplidos. Recuerdo que cuando jóvenes mucho de los mismos amigos que son asiduos a estos espacios soñábamos con algún día vivir en el corazón de la Candelaria, era la opción de tener nuestra propia “village” en el corazón de Caracas. Una excusa para volver y caminar entre los viejos sueños vale siempre la pena aunque sea para comprar unos zapatos.

Allí estábamos, en una maravillosa nueva zapatería que había descubierto el día anterior justo al frente del restaurante Guernica. Al rato también estábamos sentados en la barra, justo frente a la zapatería. Finaliza la tarde del sábado con el debut de Nicole en la maravillosa barra del Guernica y con zapatos nuevos. El vino, los saludos a los amigos de ronda sabatina y Gustavo Oliveros que paso volando hacia el segundo piso de donde nunca regreso, por lo menos mientras allí estuvimos.

Los quesos, los chorizos y la espera de una marinera que desde la concina advirtieron, “está lista por lo menos en una hora”. Para nosotros los adultos una espera más, para Nicole la incógnita. Sentada con sus piecitos colgando desde las alturas y las papas fritas que la distraían entre una langosta gigante que aun se movía para su asombro y que Meneses se la puso sobre la barra para despertar su curiosidad. En una mesa de esquina, la dueña, la señora Mary, almorzaba entre amigos; enfrente de nosotros una maravillosa mesa con tres damas y un consorte que, entre vinos y espumantes, susurraban suaves entonaciones que se dejaban escuchar para nuestro deleite. Nicole no les quitaba la vista, asombrada entre la langosta y esa gente tan bonita que cantaba como en cofradía.

Al llegar a la mesa contigua, que nos esperaba con nuestro estupendo “arroz a la marinera”, les comente a nuestros vecinos que la niña suspiraba por lo que cantaban; sonrisas, miradas y una cuenta que los despedía por esa tarde. Una de las trovadoras se acerca a Nicole y le regala para nuestra sorpresa un CD,” entre ríos, mirna”. Que algún día los disfrutes y con sonrisas se marcho.

Una dedicatoria y una bendición escrita para Nicole nos delato quien era la amabilidad con voz. Mirna Ríos, aunque era de nuestras época no la reconocimos, pero en retribución a su amabilidad y después de su partida escuchamos sus baladas mientras desde la barra nos enviaban unas grapas para cerrar la tarde. La madera transformada en asidero para “barsianos” quedo sola por un rato en espera de nuevas historias. Nosotros, encantados entre una tarde de compras, buena comida y mejor encuentro con Mirna quien nos dejo en la barra.

5 comentarios:

Elbey dijo...

La próxima vez que vayan a una barra en La Candelaria con Nicole, avisen!!!

Anónimo dijo...

¿Cuál es cuál? ¿la que está atrás no es la Profesora Colomine? Si es ella, no vuelvo a ninguna barra en Candelaria!!

Chavita61 dijo...

Mirna Rios Inicia Taller de Canto y Expresión Corporal, para todas las edades hay para señoras adultas muy divertido.
Martes 3pm a 5 y30 y de 7a 9pm
Sábados: 10:30am a 12:30 pm y de 3 a 5pm.
Teléfonos: 0212-5375185, 0414-2881444, 0416-8309485 Urb. Santa Inés

Anónimo dijo...

MIRNA RIOS es una de las voces privilegiadas de Venezuela. Ella ha tenido una carrera profesional poco publicitada, pero si llegan a tener oportunidad de presenciar uno de sus recitales, veran a una estrella con luz propia. MIRNA RIOS es mas que una voz, es una excelente geminiana que ha logrado vivir su vida musical con estilo propio.

Anónimo dijo...

MIRNA RIOS es una de las voces privilegiadas de Venezuela. Ella ha tenido una carrera profesional poco publicitada, pero si llegan a tener oportunidad de presenciar uno de sus recitales, veran a una estrella con luz propia. MIRNA RIOS es mas que una voz, es una excelente geminiana que ha logrado vivir su vida musical con estilo propio.


Click aquí